Por la "maldición de Pompeya", una turista canadiense devolvió piedras que robó hace 15 años

La turista canadiense robó algunos objetos en Pompeya y desde entonces sufrió problemas que atribuye a una maldición de esa ciudad.

Por la "maldición de Pompeya", una turista canadiense devolvió piedras que robó hace 15 años

Fecha: 2020-10-14 09:21:53

Hace 15 años, Nicole, una turista canadiense, visitó las ruinas de Pompeya (Italia).

Estando allí y achacándolo ahora a que era “joven y tonta”, como se ha excusado en su carta de disculpas, se llevó varios restos de la ciudad arrasada por la erupción del Vesubio en el año 79 d. C.

Hace poco las ha devuelto a su lugar de origen porque quiere romper con la mala suerte que le persigue desde entonces y que ella atribuye a las piedras que se llevó sin permiso, como recoge la CNN.

En una carta enviada a los responsables del Parque Arqueológico de Pompeya, la mujer explica que cuando tomó los restos –dos mosaicos blancos, dos piezas de un ánfora y una pieza cerámica de una pared– lo hizo porque “quería tener un pedazo de historia que no se pudiera comprar”.

Así que los cogió, se los guardó sin que la viesen y se los llevó consigo de vuelta a Canadá, su país de origen.

Desde que esto ocurrió, en 2005, ha sufrido cáncer de mama en dos ocasiones obligándole a someterse a una doble mastectomía.

Además, cuenta, su familia ha arrastrado problemas económicos y culpa de todo ello a las reliquias que se llevó.

Según su versión, ese “fragmento de historia” que cogió pertenece a un periodo cargado de “tanta energía negativa” que no les permite salir adelante.

“La gente moría de una manera tan horrible y yo cogí trozos relacionados con ese tipo de destrucción”, ha lamentado.

Por eso ha decidido devolverlas a su lugar de procedencia, con la esperanza de romper la supuesta ‘maldición’ que le persigue y pasar página tras 15 años.

En su carta a los responsables de las ruinas de Pompeya comenta también que una de las piezas, un azulejo, se lo regaló a un amigo al que le contó su intención de devolver las suyas, pero no que sabe qué hará él.

“Somos buenas personas y no quiero pasar esta maldición a mi familia, a mis hijos ni a mí misma. Por favor, perdone mi acto descuidado de hace años”, se lamenta y disculpa la mujer de 36 años en su misiva.

Según explican en CNN, esta no es la primera vez que un turista se lleva algún tipo de recuerdo no permitido de Pompeya y acaba devolviéndolo asegurando que le ha traído mala suerte.

Una portavoz del complejo explicó a la cadena que esta no es la primera carta que reciben acompañando trozos de mosaico o piedras del lugar culpándolas de traer “mala suerte” a quienes se las llevaron consigo como recuerdo.

La agencia Ansa añade que la carta de Nicole no llegó sola.

Junto a la suya y también procedente de Canadá, en Pompeya recibieron una firmada por un matrimonio, Alastain y Kimberly, que también querían devolver lo que se llevaron.

“Devolvemos estas piedras que mi esposa y yo tomamos mientras visitábamos Pompeya y el Monte Vesubio en 2005. Las tomamos sin pensar en el dolor y sufrimiento que estas pobres almas tuvieron durante la erupción del Vesubio y la terrible muerte que tuvieron"

Deja tu comentario